Guía para el consumo de jugo de tus hijos

Read in English

¿Bebe demasiado jugo su hijo?…Es probable que asi sea. 

La Academia Americana de Pediatría (AAP) ha emitido una recomendación para la ingesta de jugo de fruta de acuerdo con la edad.
Los jóvenes de 7 a 18 años deben limitar el consumo a ocho onzas al día.
Los niños de 4 a 6 años pueden ingerir de cuatro a seis onzas al día.
Los niños de 1 a 3 años pueden ingerir cuatro onzas al día.
Los bebés menores de un año no deben beber ningún jugo en absoluto. ¡Sí! Lo leíste correctamente… los bebés menores de un año no deben beber jugo.

La mayoría de los padres piensan que el jugo es una opción saludable para sus hijos, pero esto no es necesariamente correcto. Generalmente los jugos y bebidas de frutas contienen altas cantidades de azúcar y conservantes artificiales añadidos. Las bebidas de frutas no son equivalentes nutricionalmente a un de jugo de fruta 1oo% natural.

En general, el jugo de fruta no ofrece los beneficios nutricionales exactos a la fruta entera, por lo que sería mejor consumir la fruta y no el jugo. El jugo no es necesario, el hecho es que la leche materna o la fórmula infantil es suficiente para los infantes menores de 1 año, y para los niños mayores de 1 año, la leche y el agua son suficientes. Sin embargo, el jugo de fruta fresca 100 % natural, sin productos artificiales ni azucares añadidas, puede ser parte de la dieta de los niños mayores de 1 año cuando se consume como parte de una nutrición bien equilibrada respetando la dosis adecuadas.


Consejos y datos sobre el jugo

  • Considera la posibilidad de hacer tu versión casera de cualquier jugo de fruta. De esta manera sabes exactamente los ingredientes del jugo y eliminas el azúcar extra y conservantes artificiales.
  • Anima a tu hijo a comer la fruta fresca en lugar de beber el jugo de fruta. Por ejemplo, sería más saludable comer unas rebanadas de manzana que beber el jugo de manzana. Recuerde, las frutas están llenas de fibra y vitaminas, mientras que la bebida de frutas no lo están.
  • Si tu hijo debe beber jugo, mantén un registro de las porciones mencionados anteriormente. Al estar pendiente del tamaño de la porción, usted también está haciendo un seguimiento de la ingesta calórica.
  • Las caries dentales están vinculadas al consumo de jugo. La exposición prolongada de los dientes a los azúcares en el jugo es un factor importante que contribuye a las caries dentales. El jugo se debe ofrecer a los niños pequeños en una taza, no en una botella. Los niños pequeños no deben cargar su jugo alrededor de la casa durante periodos prolongados de tiempo.
  • El jugo no debe ser usado como un medio para calmar a un niño molesto.
  • El consumo de productos de jugos no pasteurizados no es aceptable para los niños.
  • No se recomienda el uso de jugo para la re-hidratación de los niños con vómitos y diarrea. El jugo contiene demasiada azúcar, y probablemente empeorará la diarrea. Por otro lado, no contiene los electrólitos necesarios para la rehidratación de un niño que esta deshidratado. Sería una mejor opción utilizar “Pedialyte” en esta situación, pero si tienes preguntas especificas consulta con tu pediatra.
  • El consumo excesivo de jugo puede estar asociado con la desnutrición porque los niños pueden preferir la bebida azucarada sobre una comida nutritiva. Además, los niños pueden sentirse llenos después de beber jugo, y no tener hambre cuando llega el tiempo de comer.
  • No le dé jugo a su hijo antes de acostarse.

Recursos:

new-guidelines-for-fruit-juice-portions

juice-recommendations

Descargo de responsabilidad: El contenido en este portal no debe ser considerado como asesoramiento médico y no intenta reemplazar la relación que usted tiene con su pediatra. Si usted tienes preguntas específicas, por favor llame a su doctor.