Guía de la Dra. Lara para el flu

Read in English

¿Qué es el flu?

El flu, también conocido como la gripe, es una enfermedad altamente contagiosa causada por un grupo de viruses respiratorios llamados influenza.

¿Cuándo es la temporada de la influenza?

La temporada de la gripe, o la influenza, generalmente comienza en el otoño y termina en la primavera, entre los meses de octubre a mayo.  El comienzo, la gravedad y la duración de cada temporada varían de un año a otro. Las epidemias generalmente ocurren durante los meses de invierno.

¿Quién suele verse más afectado durante un brote?

El flu afecta más a los niños en edad preescolar y escolar.


¿Cómo se propaga el flu?

La gripe se propaga fácilmente de persona a persona a través de gotitas que se forman y circulan en el aire cuando alguien que está enfermo habla, tose o estornuda. Estas gotitas luego aterrizan en la boca, nariz u ojos de otra persona. Después de que alguien tose, las gotas que contienen el virus pueden alcanzar a personas que se encuentren de 3 a 6 pies de distancia.

El virus también puede propagarse cuando alguien toca una superficie que ha sido contaminada con gotas de gripe y luego proceda a tocar sus ojos, nariz o boca. Por ejemplo, esto puede ocurrir después de tocar un juguete o la perilla de una puerta.

¿Cuánto tiempo se tarda una persona en presentar síntomas luego de haber sido expuesto al virus de la influenza?

Se tarda aproximadamente de 1 a 4 días. El tiempo promedio es de 2 días.

¿Cuándo se propaga el flu?

Durante el período de incubación, cuando alguien está infectado, pero aún no se siente enfermo.

Durante la etapa sintomática, especialmente cuando hay fiebre.

Durante el período de recuperación, recién cuando comienzas a sentirte un poco mejor.

¿Cuándo es la gripe más contagiosa?

Los primeros tres o cuatro días después del inicio de la enfermedad se consideran los más contagiosos.  Sin embargo, las personas pueden propagar la gripe desde 1 día antes de tener los síntomas hasta aproximadamente 7 días después de enfermarse. Los niños pequeños y las personas con sistemas inmunes debilitados pueden ser contagiosos durante más de 7 días.


¿Cuáles son los síntomas de la gripe?

La gripe se parece mucho a un refriado o catarro, pero un poco más grave.

Los síntomas incluyen inicio repentino de fiebre alta, escalofríos, nariz congestionada, gotereo nasal, tos, dolor de garganta, cansancio, dolor de cabeza y dolores corporales. Algunos niños pueden tener náuseas, vómitos y diarrea.

¿Cuánto tiempo se necesita para recuperase de la influenza?

La fiebre suele durar alrededor de 5 días. La mayoría de los niños sanos se recuperan en aproximadamente una semana.

Algunos niños pueden sufrir complicaciones durante la infección o después de padecer el flu. Las complicaciones más comunes incluyen infección de oído, sinusitis y pulmonía. Si el niño se queja de dolor de oído, dolor en la cara, si se empeora su tos, o si la fiebre regresa una vez que se había ido, podría ser un signo de uno de estos problemas.

Otras complicaciones respiratorias incluyen exacerbación del asma, tos de crup y bronquiolitis.


¿Cuánto tiempo deben excluirse a los niños de la guardería y la escuela cuando están enfermos de gripe?

Los niños deben permanecer en casa de 5 a 7 días.

Su hijo debe estar libre de fiebre, sin el uso de medicamentos reductores de fiebre, durante un mínimo de 24 horas antes de regresar a la escuela, deportes y actividades extracurriculares.

¿Cuándo debe llevar a su hijo al pediatra?

Llame a su pediatra dentro de las primeras 24 horas de los síntomas de la influenza.

Algunos niños tienen un mayor riesgo de desarrollar enfermedad severa y complicaciones graves:

  • Niños menores de 5 años, especialmente los menores de 2 años.
  • Niños con condiciones médicas como asma, cáncer, deficiencia inmunológica, diabetes, afecciones neurológicas y cardiopatías congénitas.
  • Niños que no han sido inmunizados contra la influenza.

¿Cómo se trata el flu?

Los niños que están enfermos con la influenza corren el riesgo de deshidratarse debido a que tienen fiebre y posiblemente estén bebiendo menos de lo habitual. Es importante alentar a su hijo a beber mucho líquido y descansar tanto como sea posible mientras está enfermo con la gripe.

El uso del acetaminofén o ibuprofeno es aceptable para el control de la fiebre y los dolores corporales. Recuerde que el ibuprofeno no debe utilizarse para niños menores de 6 meses de edad y para aquellos que están experimentando vómitos continuos.

Nunca administre aspirina a su hijo si sabe o sospecha que tiene influenza. Darle aspirina a tu hijo mientras tiene esta enfermedad aumenta su riesgo de desarrollar el Síndrome de Reye, una encefalopatía grave y que progresa rápidamente.

El pediatra decidirá si es necesario recetar medicamentos antivirales. En general, estos medicamentos funcionan mejor cuando se comienzan dentro de las primeras 48 horas luego de la aparición de los síntomas. Sin embargo, para algunos niños, especialmente aquellos con mayor riesgo de enfermedad grave y complicaciones, el medicamento se puede iniciar más tarde de 48 horas.


10 consejos para evitar contraer y propagar la gripe:

1-La vacuna contra la influenza

Es importante vacunar a sus hijos contra la gripe cada año. Los niños menores de 6 meses no pueden ser vacunados, pero al vacunar a todos en el hogar, estos están siendo protegidos indirectamente.

Las mujeres embarazadas pueden recibir la vacuna contra la gripe en cualquier momento durante su embarazo.

La lactancia materna puede proporcionar protección contra la influenza a los bebés.

Si la mamá no recibió la vacuna contra la gripe durante el embarazo, se recomienda recibirla en el período posparto.

2-Discuta con sus hijos la forma adecuada para toser y estornudar-

Los niños deben toser en sus codos, no en sus manos. Si su hijo tose en sus manos, se recomienda lavarse las manos de inmediato.

Si su hijo tose en un pañuelo de papel, este debe ser desechado inmediatamente, y sus manos deben ser lavadas. Los niños no deben tocar ni recoger los pañuelos usados.

3- Los niños pequeños usan con frecuencia sus manos para limpiarse la nariz o frotarse los ojos y luego tocan a otros niños, juguetes y superficies comunes. Esto permite que los gérmenes se propaguen fácilmente. Enséñale a tus hijos desde una temprana edad a evitar este comportamiento. Recuerda desinfectar los juguetes antes de usarlos.

4- Fomente el lavado frecuente de las manos con agua y jabón, especialmente antes de preparar los alimentos o comer. Si no hay agua ni jabón disponibles, utilice desinfectante de manos a base de alcohol.

5-Tanto adultos como niños deben evitar tocarse los ojos, la nariz o la boca.

6-Limpie y desinfecte con frecuencia las áreas de uso común como el mostrador de la cocina, los interruptores de luz y las perillas de las puertas.

7-No permita compartir utensilios, vasos o copas.

8-Evite el contacto cercano con otras personas si ellos están enfermos o si tú estás enfermo.

9-Manten a tu hijo en casa mientras está enfermo.

10-Dormir lo suficiente, estar físicamente activo, beber muchos líquidos, y comer una dieta nutritiva y balanceada puede ayudar a usted y a sus hijos a mantenerse saludables durante la temporada de la influenza.