Ansiedad de regreso a la escuela: Edición para los padres

Read in English

El verano ha terminado… no más ocio, horarios acogedores y dormir hasta tarde. Ya todos los niños han regresado a la escuela.

La mayoría de los padres se sienten entusiasmados por comenzar un nuevo año escolar, conocer nuevos maestros y hacer nuevas amistades. Sin embargo, para algunos padres, la transición a un nuevo año escolar puede ser estresante y abrumador. De hecho, para algunas familias, es más estresante para los padres que para sus hijos. 

¿Adivina qué?

No estás sola. Muchas de nosotras sentimos exactamente lo mismo. No puedo evitar sentirme ansiosa por un par de semanas después de que comienza la escuela. Mis hijas ya son un poco más grandes e independientes, pero todavía sentí mariposas en el estómago cuando las dejé el primer día de clases en la escuela.


Cinco razones por las que los padres experimentan ansiedad en el regreso a la escuela:

1-Itinerario más riguroso

El comienzo de la escuela conlleva más planificación y responsabilidades. También requiere una agenda más rígida. Ahora tu supervisas horarios de ir a dormir y despertar más estrictos. Debes asegurarte de que todos están listos por la mañana para salir de la casa a tiempo. No sólo tus hijos tienen que adaptarse a un nuevo horario, sino que tú también. 

2-Aumento de la carga de trabajo

Entre ir a llevarlos y recogerlos de la escuela, tareas, proyectos, demandas de los profesores, actividades extracurriculares, compromisos deportivos, etc.; podrías sentirte como que necesitas más horas en el día para hacerlo todo.

3-Amor

¡Amamos tanto a nuestros hijos! Nos preocupa que a nuestros hijos no les guste el maestro, no encuentren nuevos amigos, no sean aceptados en el equipo de deportes que tanto desean entrar, o que sean intimidados (bullied). Algunas veces ese nerviosismo que sentimos porque todo les salga perfecto a nuestros hijos se puede convertir en ansiedad. Es solamente natural amarlos y protegerlos, pero no los podemos poner dentro de una burbuja. Ellos tienen que experimentar sus propias emociones, aunque a nosotros nos de miedo como padres.

4-Miedo al fracaso

Queremos lo mejor para nuestros hijos. A veces nos preguntamos si somos lo suficientemente buenas, lo suficientemente inteligentes y capaces de ayudar a nuestros hijos a tener un año escolar exitoso. Esas dudas que sentimos, muchas veces nos paralizan.

5-Perfeccionismo

Este es un renglón muy importante. Pensar que todo funcionará sin problemas y según lo planeado podría resultar en sentimientos de frustración y autoevaluaciones críticas. Darnos cuenta de que a veces nos esforzamos por lograr ideales inalcanzables o metas poco realistas, ayudaría enormemente. La vida no es perfecta. Nadie es perfecto. Si entendemos esto podríamos sentir menos ansiedad.


Cinco estrategias para superar tu propia ansiedad del regreso a la escuela:

1- Reconoce tus sentimientos de ansiedad

Muchos padres se concentran tanto en cómo sus hijos están manejando el nuevo año escolar, que tienen poco tiempo para prestar atención a su propio estado emocional. Sintoniza tus pensamientos y sentimientos. ¿Estás abrumada? ¿Tienes problemas para dormir? ¿Sientes que no puedes con todo?

Si ignoras cómo te sientes, no podrás superarlo. Ten en cuenta que los cambios generalmente provocan ansiedad, pero si tienes problemas para funcionar, es posible que debas buscar ayuda de un profesional. 

2- Dedícate tiempo

Los niños a menudo reflejan los comportamientos de sus padres. Si tu está estresada, tus hijos se darán cuenta y actuarán de la misma manera. Además, tus hijos dependen de ti para los sentimientos de consuelo y seguridad, por lo que es imperativo mantener la calma y permanecer en control.

Encuentra algo de tiempo que sea absolutamente para ti cada día. Ya sea hacer ejercicio, meditar, tomar una siesta o leer, encuentra una actividad que te devuelva la paz y la energía. Si tu logras mantenerte mentalmente fuerte y saludable, tu familia se beneficiará vastamente.

3- Organízate para el éxito

Cuanto más organizada seas, más fácil será todo para los integrantes del hogar.

  • Planifica comidas familiares en el fin de semana
  • Planifica las loncheras de los niños con anticipación
  • Anota el horario de todas las actividades en un calendario familiar
  • Mantente al día con el calendario escolar, los correos electrónicos y los textos de los maestros
  • Envíale un correo electrónico o mensaje de texto al maestro si tienes dudas o preocupaciones
  • Enséñales a tus hijos a ser independientes con tareas apropiadas para su edad
  • Enséñales a tus hijos a empacar su mochila y dejarla en la puerta de salida antes de acostarse

4- Delega

Sólo eres humana y no puedes hacerlo todo. No te sientas culpable por delegar algunas de tus responsabilidades. Considera contratar a alguien para ayudar con las tareas del hogar o el transporte de los niños. Si contratar ayuda no es una opción para ti, considera hablar con familiares y amigos, probablemente estarán encantados de ayudarte. Habla con otras madres de la escuela de los niños, entre todas pueden ayudarse.

5- Encuentra un mentor

Encuentra una madre cuyos hijos son mayores que los tuyos y esté dispuesta a ayudarte. Haz preguntas. Escucha sus consejos. Ella puede ser un excelente recurso pues conoce a los maestros y también todos los requerimientos de la escuela. ¡Incluso podrían convertirte en buenas amigas en el proceso!